Nací en Madrid (1961) y llevo casi 40 años de profesión. Del 14 al 16 de julio estaré en el Festival de Almagro con ‘Sueños’ y un personaje muy querido: Francisco de Quevedo. Después iremos de gira. Por Virginia Drake

XLSemanal. El Festival de Almagro también cumple 40 años. Quién se mantiene mejor?

Juan Echanove. Llegamos los dos con la misma madurez y los dos queremos estar en activo 40 años más.

XL. Dice que de sus trabajos hay tres fundamentales: Turno de oficio, El cerdo y sus Quevedos en Alatriste y Sueños.

J.E. Son los tres que me han provocado las grandes preguntas: ¿quién eres?, ¿qué eres?, ¿qué quieres? Y he confirmado que soy Juan Echanove, que soy actor y que quiero hacer teatro. Lo demás está en otro plano.

XL. No hace mucho, su orden de prioridades en la vida era. cocina, teatro y sexo. ¿Lo mantiene?

J.E. A veces cambio el orden según mercado. El sexo está sobrevalorado y, además, no depende de uno [se ríe]. Me he pasado años priorizando el sexo sobre las relaciones afectivas. ¡Y así me ha ido! Hasta que encontré a mi mujer y uní las dos cosas. Los dos regalos de mi vida han sido: encontrar a mi mujer y mi hijo, que tiene 19 años y vive en casa porque conmigo se vive de puta madre; soy más blando que un merengue.

XL. Quevedo, dice, está siempre vigente…

J.E. Porque lo que está vigente es la corrupción, la llevamos en los genes. Muchas veces me he preguntado si era un visionario o si nosotros retrocedemos al Barroco. Y somos nosotros.

XL. De muertes, este año sabe mucho…

J.E. Sí, me han matado en Cuéntame después de 12 años. También me quitaron de Un país para comérselo. No merece la pena que diga nada más.

XL. Ha recibido más de 70 premios. Goyas, Max, Ondas, Valle-Inclán… Los mira de vez en cuando?

J.E. ¡No! Mi madre los tiene en su casa, menos el Valle-Inclán, que se despistó en una mudanza. Como es muy grande y pesa mucho lo uso para prensar fiambres, sándwiches…

XL. A punto de recoger usted la Concha de Plata, Robert Mitchum le dio un consejo…

J.E. Estábamos entre cajas los dos, a él le daban el Premio de Honor y -vodka en mano- me dijo: «Remember, you are not the best, you are only the winner» («Recuerda, no eres el mejor, solo el que ha ganado»). Y se bebió de un trago más de la mitad del vaso [se ríe].

XL. Se siente querido?

J.E. Personalmente, sí. Pero este país no quiere a sus artistas, y los políticos ni los cuidan ni los protegen: Rajoy no va al teatro; pero Manuela Carmena tampoco. No les importa nada la cultura.


Desayuno: Tempranero…

Juan Echanove desayuno

 

«Desayuno a las seis de la mañana un café con leche bien oscuro y un par de tostadas con aceite de la Subbética de Córdoba y unos granos de sal».