Nací en Barcelona hace 43 años, un martes 13 a las 13 horas, y celebré mis 25 años como artista en 2013. Por Virginia Drake

El cantaor Miguel Poveda acaba de publicar un documental sobre su vida -se llama ’13. Miguel Poveda’- con un nuevo CD.

XLSemanal. Su padre es de Murcia; su madre, de Ciudad Real; usted, de Barcelona…¿ Y ese acentazo andaluz?

Miguel Poveda. Me he criado en las peñas flamencas de Badalona, donde todos eran andaluces, y viví 13 años en Sevilla. No soy ni gitano ni trianero, pero siento esas expresiones como mías.

XL. Dice que, cuando sube al escenario, siente un placer orgásmico. ¿No se pasa?

M.P. ¡Nada! Sentirte realizado en un escenario es orgásmico total. Como cuando tienes mucha hambre y comes.

XL. Oiga, ¡que el orgasmo es otra cosa!

M.P. También hay orgasmos más flojitos, incluso algunos pueden ser una mierda.

XL. ¡Mal lo veo! Pero dígame. por qué dice que tuvo malas experiencias en el colegio?

M.P. El tema de la sexualidad era motivo de muchos ataques. Con el tiempo, me hice más gamberro y me reía yo primero para que no se rieran de mí. Ahora es una labor social que quienes somos conocidos “salgamos del armario”.

XL. Cuenta que su madre pasó varios días llorando cuando le dijo que era gay.

M.P. Sí. Pedí a mis hermanas que me ayudaran a contárselo y solté un discurso tan largo que, para cuando llegué a decirlo, mis hermanas se habían dormido y mi madre no paró de llorar.

XL. ¿Es cierto que pintaba círculos debajo de su cama para dejar de ser homosexual?

M.P. Sí, no me lo decía, pero yo sabía que era para eso.

XL. Entonces tenía 20 años, pero hace 3 tocó fondo y pensó en quitarse de en medio…

M.P. Tenía una montaña de gente tóxica alrededor, todo eran desengaños y mi vida no tenía sentido. estaba solo, todo lo que me rodeaba era mentira. Entonces dejé de lado a todos y partí de cero.

XL. Ahora tiene un hijo por gestación subrogada, como Bosé y Ricky Martin…

M.P. Al morir mi padre, me metí en Internet con la ilusión de tener un hijo. Vi todo sobre el hijo de Ricky Martin y me animé a ser padre en Los Ángeles. Mi hijo se llama Ángel, tiene un año y medio y es un calco mío. Es la luz más grande; antes, todo eran sombras.

XL. ¿Su hijo lo ha vuelto loco?

M.P. ¡Las 24 horas! Yo vivo en casa solo con él. Mi hermana viene dos días y me ayuda a limpiar; ella es un amor y yo le pago su trabajo, por supuesto. No quiero a nadie desconocido a mi alrededor: solo a mi gente, en la que puedo confiar.

XL. ¿Tiene pareja?

M.P. Sí, estoy feliz, pero ya no necesito una pareja para sentirme realizado: me realizo conmigo mismo y con mi hijo. Me he encontrado a mí mismo y sé que soy un ser maravilloso, con perdón.


Desayuno: pura vida, ‘en vena’

Miguel Poveda

 

«Me hago un zumo de naranjas y pomelos, recién exprimidos, sin azúcar. Es como enchufarte vida. Me sienta muy bien. Además, tomo un café solo. Nada sólido».