Es la capitana de las selecciones masculina y femenina de tenis. La primera mujer al frente de ambas. Un hito más en una carrera que tuvo su momento cumbre en 1994, cuando ganó Wimbledon frente a Navratilova. Su discreción hace que se valoren poco sus éxitos. Por Virgina Drake / Fotos: Antón Goiri y Getty Images

Acaba de renovar por quinto año como capitana de la selección nacional de tenis femenino (Copa Federación) y por tercer año como capitana de la selección nacional de tenis masculino (Copa Davis). A sus 44 años, Conchita Martínez vive uno de sus mejores momentos profesionales y personales. Y se nota. Durante la entrevista que mantuvimos con ella en Barcelona, no perdió la sonrisa ni un segundo.

XLSemanal. ¿Por qué se ha retrasado tanto su renovación al frente de la selección de tenis?

Conchita Martínez. Me ha pasado otros años, que al final acabas firmando en diciembre, casi cuando se termina tu contrato, y desde luego no es lo ideal porque la incertidumbre no es buena. Pero son directivos nuevos, ha entrado un nuevo presidente y supongo que tendrían que hablar con los jugadores…

conchitamartinez004

XL. ¿Ha roto muchos techos de cristal?

C.M. Algunos. Estoy muy orgullosa de mi carrera, entre otras cosas porque es muy difícil cumplir 18 años en ella.

XL. ¿Ha sufrido zancadillas o puñaladas?

C.M. Sí, sí; en el mundo del tenis se dan muchas envidias y hay muchos intereses… No todo es tan bonito como lo pintan, pero yo tiendo a olvidar los malos rollos.

XL. ¿Qué diría de su familia?

C.M. Mi familia es lo mejor que me ha podido pasar, me han dejado vivir mi sueño. Mis padres son unas personas superhumildes, gentiles y muy dulces. Mi madre al principio estaba muy a regañadientes conmigo, pero mi padre me apoyó desde el primer momento.

XL. ¿A qué se dedicaba él?

C.M. Llevaba la contabilidad en una empresa que se llamaba Hidronitro y mi madre era ama de casa.

2 JUL 1994: WIMBLEDON CHAMPIONSHIPS FINAL. CONCHITA MARTINEZ OF SPAIN (CENTRE) CELEBRATES WITH HER MOTHER AND FATHER AFTER WINNING THE LADIES FINAL. MARTINEZ WON 6-4 3-6 6-3. Mandatory Credit: Gary Prior/ALLSPORT

Conchita tiene una excelente relación con sus padres. De hecho, su padre sigue llevando sus cuentas, aunque ya ha cumplido 82 años

XL. Desde su casa se veían dos pistas de tenis y un frontón.

C.M. Yo veía jugar a los empleados de la empresa donde trabajaba mi padre, hasta que un día me decidí a jugar yo sola. Fue amor a primera vista. Me imaginaba que la pared del frontón eran Navratilova y McEnroe. A los 12 años ingresé en la Residencia Blume de Barcelona. Dejé los estudios en octavo de EGB.

XL. A los 12 años salió de su casa ya para siempre.

C.M. El primer año lo pasé fatal porque echaba mucho de menos a todos. No era lo mismo vivir en Monzón que en una residencia para deportistas de élite lejos de tu casa. Los fines de semana cogía un tren que tardaba tres horas y los pasaba con mi familia.

XL. ¿Dudó en algún momento si valía la pena seguir?

C.M. No, todo me compensaba con tal de dedicarme al tenis. Mi madre era la que peor lo llevaba e intentó dar la batalla para que no me fuese con 12 años a Barcelona. Pero yo tenía clarísimo que lo que quería en la vida era eso.

“Con los chicos es más fácil formar un equipo porque ellos lo tienen muy claro. Se reúnen, lo hablan y se ponen de acuerdo”

XL. ¿Quién se encargaba de llevar los temas económicos de una adolescente?

C.M. Mi padre, lo ha hecho siempre. La idea es que tú puedas estar concentrada en tu carrera y la gente que te rodea se encargue de lo demás; y mi padre lo sigue haciendo a pesar de que tiene 82 años. lo llamo continuamente para todo.

2 JUNE 1994: ARANTXA SANCHEZ-VICARIO MEETS CONCHITA MARTINEZ AT THE NET AFTER WINNING TO ADVANCE TO THE FINALS OF THE FRENCH AT ROAND GARROS IN PARIS. Mandatory Credit: Gary Prior/ALLSPORT

Las carreras profesionales de Conchita y Arantxa Sánchez Vicario corrieron paralelas y, en muchas ocasiones, la de Arantxa ensombreció la de la aragonesa

XL. Su carrera profesional ha estado muy ligada en el tiempo a la de Arantxa Sánchez Vicario. Sin embargo, la relación entre Arantxa y sus padres y hermanos ha terminado en los juzgados.

C.M. Me da mucha pena; me sorprendió, pero ahí no voy a entrar porque ahí hay dos partes: está Arantxa, que tiene su forma de pensar, y su familia, que tiene otra. Yo solo puedo respetar y sentir mucho que una familia se rompa. Pero… bueno. unos habrán vivido lo suyo y los otros, lo otro.

Con Arantxa Sánchez Vicario: “Ser amigas y rivales no era fácil de llevar», reconoce Conchita

XL. ¿Sigue teniendo relación con ella?

C.M. La veo de vez en cuando en los torneos, pero no coincidimos mucho.

XL. Juntas nos dieron la mejor época del tenis español femenino que se recuerda.

C.M. No sé si fue o no la mejor, pero es cierto que fue muy buena [sonríe].

XL. Hace cuatro años, Arantxa presentó su dimisión como capitana de la selección española de tenis femenino. Entonces se dijo que usted había aprovechado la dimisión de Arantxa para ofrecerse a sustituirla.

C.M. No, no; la parte femenina del tenis tuvo entonces un enfrentamiento con la Federación, escribieron una carta en contra del presidente y Arantxa se unió a ellas. Esa fue la razón por la que dimitió poco después. Yo no me metí en medio de nada.

XL. Dicen de usted que es conciliadora, ¿se moja cuando hay que mojarse?

C.M. Por supuesto, y sé dar un puñetazo en la mesa cuando hay que darlo.

XL. Cuando hace dos años la hicieron capitana de la Copa Davis sustituyó a Gala León -la primera mujer en dirigir a los chicos-, que no llegó a debutar porque a los seis meses tenía a todos los jugadores en contra.

C.M. Estamos en las mismas que antes. recurrieron a mí sin que yo interfiriese en nada. Yo dirigía la Copa Federación cuando me llamaron y me pidieron que hiciera un favor al tenis.

XL. ¿Se lo ofrecieron de manera provisional, para salir del paso?

C.M. Los hechos hablan por sí solos… Pero yo antes de aceptar me aseguré de que no se trataba de un ofrecimiento para tapar parches. Hablé con todos para saber si era una propuesta en firme, porque para tapar un parche no hubiese entrado.

XL. Rafa Nadal llegó a decir de Gala León. «Es como si me ponen a mí a dirigir un hospital». ¿Es difícil para una mujer dirigir a los chicos y, en especial, a estrellas consagradas?

C.M. ¡Para nada! La verdad es que a mí me está encantando [ríe] y con Rafa me llevo muy bien.

XL. ¿Son bienmandados?

C.M. Sí, aunque yo no soy de ordenar las cosas porque sí. Yo soy conversadora, me gusta hablar con los jugadores y con sus entrenadores, y no imponer mi ley. Pero si en un momento determinado veo que algo es rojo, lo hablamos.

XL. ¿Cuál es el momento más difícil o más conflictivo de su trabajo?

C.M. Cuando tienes que formar equipo y la gente no está por la labor. En el caso de los chicos suele ser más fácil porque ellos lo tienen muy claro y se reúnen y lo hablan y se ponen de acuerdo.

XL. Dígame, ¿dónde gana más dinero: al frente de la selección masculina o de la femenina?

C.M. No tengo dos sueldos, se me ofreció una cantidad por el conjunto.

XL. ¿Entonces, no gana un dineral por hacer doblete?

C.M. ¡No, para nada! No sé lo que cobra un seleccionador de fútbol, pero igual me da mil vueltas.

XL. ¿Qué tal se le dan los negocios?

C.M. No me gusta arriesgar. Soy muy conservadora con los temas económicos, es algo que me ha inculcado mi padre. Yo soy más de «piano piano si arriva lontano» (‘poco a poco se llega lejos’).

“Yo no me meto en la vida personal de lo tenistas. Conozco a Ana Boyer y a Alba Carrillo. Alba era una chica muy divertida, pero, claro, luego salen a la luz historias…”

XL. ¿Podría vivir el resto de su vida sin trabajar?

C.M. Sí, yo creo que me podría retirar si quisiera; aunque todo depende de la vida que desee llevar cada uno.

XL. Se retiró un día antes de cumplir 34 años, le costó adaptarse a la vida sin competición?

C.M. ¡Para nada! Estuve a punto de hacerlo un año antes, pero a última hora decidí seguir. Cuando tomé la decisión final, estaba ya totalmente preparada y eso fue muy bueno. Ese mismo año empecé a comentar partidos en un canal de televisión y entrené a alguna jugadora que me lo pidió. Sigo vinculada al tenis y, salvo la competición -que no la echo de menos ni me hace falta-, lo demás lo tengo.

XL. Algunos tenistas tienen parejas muy conocidas, acuden a ciertos saraos y los persiguen los paparazis -pienso en Feliciano López o Fernando Verdasco-, ¿esto afecta a sus carreras?

C.M. Pues depende. Yo desde luego no me meto en su vida personal, ellos están felices así y yo no tengo nada que decir. Lo que puede influir es que la relación no vaya bien y se tenga que divorciar y lo pase mal como ahora lo está pasando Feliciano…

XL. ¿Ha conocido a Alba Carrillo y a Ana Boyer?

C.M. Sí, a las dos y el trato que hemos tenido ha sido bueno. A Ana la conozco menos, hemos estado al lado viendo algún partido y se los ve muy centrados a ella y a Fernando. Alba era totalmente diferente. una chica muy divertida pero, claro, cuando luego salen a la luz estas historias…

XL. ¿Los tenistas ligan lo quieren?

C.M. ¡Jajaja! No es tan fácil, no te creas. son demasiados viajes muy seguidos.

XL. ¿Se considera presumida?

C.M. No mucho [ríe].

XL. ¿Para usted ha sido difícil llevar una vida de pareja estable?

C.M. La vida para la pareja del deportista es sacrificada porque su vida personal pasa a un segundo plano. Es más difícil tener una pareja estable.

XL. ¿Cómo ha evitado que los paparazis se metan en su vida?

C.M. De entrada porque yo no vivo de eso y he tratado de no exponerme como otras personas. Mi vida privada se llama ‘privada’ por algo. No soy de ir a alfombras rojas.

XL. ¿Han intentado los diferentes colectivos buscar su apoyo para campañas de normalización?

C.M. No, yo procuro no exponerme y me han dejado bastante tranquila.

XL. ¿Es optimista con la actual situación política?

C.M. No [rotunda]. ¿Alguien puede ser optimista con la corrupción que hay y con todo lo que está saliendo?

Spanish tennis players, from left, Feliciano Lopez, David Ferrer, Conchita Martinez, Rafael Nadal and Marc Lopez pose for photographs during a press conference ahead of their Davis Cup tennis match against India in New Delhi, India, Tuesday, Sept. 13, 2016. Spain take on hosts India from Sept. 16 to 18. (AP Photo/Saurabh Das)

Conchita con los tenistas de la selección, Feliciano López, David Ferrer, Rafa Nadal y Marc López. El próximo año lucharán por la Copa Davis, se le resiste desde 2009

XL. ¿Ha tenido algún problema por ser seleccionadora nacional y vivir en Cataluña en estos momentos?

C.M. ¡Para nada! Por supuesto yo no quiero que haya independentismo ni cosas raras, pero vivo absolutamente tranquila aquí en Cataluña. Este año, yo he viajado muchísimo y no he notado mucho la crispación.

XL. ¿Se siente un poco catalana?

C.M. No, me siento muy aragonesa, que es lo que soy [ríe]; pero estoy muy agradecida de cómo me ha acogido Cataluña durante muchísimo tiempo.

XL. ¿Ha tenido siempre en España el dinero que ha ganado?

C.M. En España y en otros sitios, pero siempre todo declarado, por supuesto. He tenido dinero en Andorra porque durante una temporada tuve residencia andorrana.

“Yo no interferí para nada en lo que ocurrió con Gala León. A mí me llamaron después y me pidieron que hiciera un favor al tenis”

XL. ¿No va a salir su nombre en algún papel de Panamá o de otro paraíso fiscal?

C.M. No, puedes estar bien segura.

XL. ¿Ha sentido deseos de ser madre?

C.M. No, nunca he tenido ese sentimiento de maternidad. Como tía me defiendo bien, aunque cuatro de mis sobrinos viven en Madrid y otro, en Monzón; así que no nos vemos mucho.

XL. ¿Es verdad que no sabe dónde está la raqueta con la que ganó Wimbledon?

C.M. Es verdad. Hace dos años hice unas obras en casa y, desde entonces, no sé dónde está la raqueta, si se ha perdido, si está guardada en algún sitio, si la he regalado… Solo sé que no la tengo.

XL. ¿Cómo va a celebrar esta Navidad?

C.M. Como todas. Mi familia viene a Barcelona y lo celebramos en mi casa. Mis padres viven, tienen 82 y 80 años. Al principio venían a casa porque yo tenía que entrenar. Pero ya se ha quedado así instaurado.

XL. ¿Y juega a la lotería?

C.M. Mi familia juega, yo nada.

XL. ¿Nada? Por no gastar, porque cree que no le va a tocar…? [Risas].

C.M. No, porque estoy segura de que perdería el décimo, no sabría dónde lo he puesto e igual me toca y ni me entero.

XL. ¡Qué excusa! ¿Se considera una mujer generosa?

C.M. Un poco de todo. soy generosa y también me gusta ahorrar. No hago gastos innecesarios. Vivo como quiero, pero tampoco derrocho. a lo mejor no me compro una joya, pero me voy a comer a El Celler de los hermanos Roca.

XL. Cuentan que tiene buena mano con la cocina.

C.M. La verdad es que sí. Además de comer bien, me gusta cocinar y me interesa el mundo de las bodegas y el vino.


La gran capitana Conchita fue nombrada capitana de la selección masculina en 2014, en sustitución de Gala León, que no llegó a debutar en el cargo porque los jugadores se opusieron radicalmente a su nombramiento. Como entonces se los acusó de machismo, la Federación optó por otra mujer. Y con Conchita llegó la calma al vestuario.