Hay recetas y recetas para hacer una buena sopa de tomate, pero lo cásico siempre gana. Esta es sencilla pero deliciosa

Ingredientes

  • 1 kg de tomates muy maduros partidos en cuartos
  • 1 cebolla cortada en tiras
  • 2 dientes de ajo en láminas
  • 2 ramitas de albahaca picadas
  • Tomillo y romero molidos
  • 1 cayena
  • 1 hoja de laurel
  • 1 taza (250 ml) de caldo de pollo
  • Una pizca de azúcar
  • Aceite de oliva virgen extra cornicabra D. O. Montes de Toledo
  • Sal y pimienta
  • Opcional: 100 ml de nata para cocinar

Preparación

En una sartén se pocha la cebolla hasta que se ablande. Se añaden el ajo, la albahaca, la hoja de laurel, el tomillo y el romero, la cayena, los tomates, el azúcar, sal, pimienta y el caldo de pollo, y se sube el fuego para que llegue a hervir. Cuando esto ocurra, se reduce el fuego a temperatura media, se tapa la cazuela y se deja que se haga durante 15 minutos. Se retira del fuego, se quitan la hoja de laurel y la cayena, se bate durante 4 o 5 minutos y se cuela. Se rectifica de sal y pimienta. En este punto podemos volver a poner la sopa en el cazo, añadir la nata y calentar a fuego medio durante un par de minutos, en cuyo caso tendremos una crema de sopa de tomate.

Guarnición

Costrones de pan frito y albahaca picada. Cebolla crujiente.