Robert Mercer es uno de los principales accionistas de Breitbart News, el sitio de la llamada derecha alternativa (conocida como ‘alt-right’). Mercer habría invertido unos diez millones en este portal de noticias fundado en 2007. Por Carlos Manuel Sánchez

Steve Bannon tomó las riendas en 2012, después de la muerte repentina de Andrew Breitbart, y potenció una línea editorial basada en los insultos y los comentarios racistas y machistas, que resultó ser muy efectiva a la hora de conseguir tráfico en Internet.

politica, estados unidos, robert mercer, dondald trump, xlsemanal(1)

Bannon, de 62 años, es ahora el jefe de estrategia de la Casa Blanca, pero antes fue banquero de Goldman Sachs y presidente de Breitbart News. Aunque se disputa el puesto de principal asesor de Trump con su yerno, Jared Kushner

De hecho, Breitbart es en la actualidad el portal de política más seguido en Facebook y Twitter. Desde Breitbart, y de la mano de Rebekah Mercer (realizaron juntos un documental en el que aireaban los supuestos trapos sucios de la familia Clinton), Bannon saltó a la campaña de Trump y ahora está en la Casa Blanca.

Para entender la alianza entre Robert Mercer, el financiador de Trump, y Bannon, su estratega, hay que fijarse en sus maneras complementarias de tratar con la materia prima con la que han fabricado un discurso alternativo a la realidad, y que se ha venido a llamar ‘la posverdad’. Para Mercer, lingüista computacional, las palabras no son más que datos. Tienen influencia por la fuerza bruta (millones de cuentas en las que se repiten las mismas noticias) y sus conexiones (las cuentas están vinculadas unas con otras por las redes sociales, y una noticia salta desde Breitbart a YouTube o se hace viral gracias a los ‘likes’ y a los comentarios). Pero Mercer no se limita a firmar los cheques, también proporciona el know-how para saber lo que se supone que quiere escuchar el norteamericano medio.

politica, estados unidos, robert mercer, dondald trump, xlsemanal(1)

La web fue creada por el periodista y empresario Andrew Breitbart en 2007 como un sitio «prolibertad y pro-Israel». Él se definía como «conservador de Reagan con toques libertarios». Breitbart murió en 2012, a los 43 años, de un fallo cardiaco mientras paseaba

Bannon, por su parte, es el que pone los titulares. Sesgados, provocativos. Ha aprendido sus tácticas de los trolls que abundan en la Red y que distorsionan cualquier debate serio y fundamentado.
Son tiempos en los que un meme vale más que mil palabras.

Los analistas dicen que esta táctica ha permitido a Breitbart captar a un público de millennials, muy joven en comparación con la otra factoría de noticias que apoyó a Trump, Fox News, del magnate Rupert Murdoch, cuyo televidente ronda los 68 años de edad media. Breitbart es un granero de votantes inesperado y decisivo.