El 1 de noviembre de 1894, Rusia se levantó sobresaltada. El zar Alejandro III había fallecido. Por J. Esteban

Sólo tenía 49 años y hasta entonces demostró una salud de hierro. Aún no se había callado el eco de las salvas, cuando un sacerdote ya estaba jurando obediencia a su hijo Nicolás. Aunque su coronación oficial no se produjo hasta 1896, el primogénito de Alejandro III se convirtió en ese instante en zar, el último de la saga. Su reinado no fue un camino de rosas.

conocer, historia, romanov, zar nicolas ii, xlsemanal

La coronación se vio ensombrecida por la muerte de 1.300 personas en los tumultos que se produjeron mientras se repartían las 400.000 raciones de comida que regaló entre los pobres. Pese al drama, Nicolás II siguió con los fastos, lo que le granjeó la enemistad de su pueblo. Y en el terreno político no le fue mucho mejor.

La revolución de 1917 le obligó a abdicar. El zar y su familia buscaron refugio en Siberia, pero finalmente murieron ajusticiados un año más tarde

En 1905, tras el fiasco de la guerra con Japón, se vio forzado a crear la duma e instaurar una Constitución, pero la Primera Guerra Mundial y la revolución de 1917 le dieron la puntilla y le obligaron a abdicar en el duque Miguel. Y ni así vivió tranquilo. Tras la revuelta bolchevique tuvo que exiliarse a Siberia, donde fue ejecutado junto con su familia el 17 de julio de 1918. Para celebrar los 110 años del ascenso de Nicolás II al trono de los zares, el Museo Ermitage de Amsterdam ha organizado una exposición en la que se muestran objetos personales, documentos de Estado, fotos y obras de arte que ilustran la sombría historia del último Romanov y su familia.

RETRATOS DE FAMILIA

Nicolás II: el patriarca

El primer hijo de Alejandro III y la princesa danesa Dagmar nació el 6 de mayo de 1868. A los 22 años, tras la muerte de su padre, se convirtió en zar. Tras un tempestuoso reinado murió ajusticiado en 1918. Sus restos se descubrieron en 1990, pero hasta 1998 no recibieron sepultura en la catedral de San Pedro y San Pablo, en San Petersburgo.

Alexandra: de Alemania a la corte rusa

conocer, historia, romanov, zar nicolas ii, xlsemanal

La princesa Alix de Hesse, nieta de la reina Victoria de Inglaterra, se convirtió a la Iglesia ortodoxa rusa en 1894 para casarse con Nicolás II. La boda estaba prevista para noviembre de ese año, pero la muerte de Alejandro III hizo que se pospusiese hasta el día 26. Ese día, Alix se convirtió en la zarina Alexandra Feodorovna.

Alexei y sus hermanas: el final de la saga

Nicolás y Alexandra tuvieron cinco vástagos. El último, en 1904, fue Alexei, el único varón. Murió con su familia en 1918. Y aunque se especuló que una de sus hermanas, Anastasia, escapó del magnicido, análisis posteriores de las que se postularon como última descendiente de los Romanov demostraron que todo era un montaje.


Desmontando a Rasputín

conocer, historia, Rasputin, romanov, zar nicolas ii, xlsemanal

La turbulenta vida de los Romanov está de moda. Además de la exposición holandesa, un libro publicado en Rusia demostró el mito sexual de Rasputín, el favorito de Nicolás II. Según los autores de Rasputín: escondido y patente, el ‘pope’ era homosexual e impotente, una imagen muy alejada de la «máquina sexual» a la que cantaba Boney M.