Los economistas estudian las estrategias óptimas en una negociación. Conocerlas da a los padres una ventaja competitiva. Por Carlos Manuel Sánchez

¿Cómo logro que los hermanos cooperen?

Concepto económico: Equilibro de Nash

Para los hermanos que se niegan a trabajar juntos, se recomienda aplicar la teoría de John Nash, el matemático de la película Una mente maravillosa, sobre los mercados de información perfecta, donde las estrategias de todos los participantes son conocidas.

Estrategia: se les asigna a los niños una tarea conjunta. Por ejemplo, recoger los juguetes. Y se les da a ambos idéntico premio o castigo basado en su actuación como equipo. Si uno haraganea, al otro le habrá tocado trabajar más, sin ser compensado por ello. Y lo más probable es que la próxima vez no coopere, en cuyo caso ambos salen perdiendo. Con el tiempo, los niños se percatan de que su mejor opción es trabajar en equipo.

¿Debo ceder a sus chantajes?

Concepto económico: Riesgo moral

Imagine que ha llegado a un acuerdo con su hijo. Usted lo invitará al cine, pero él pagará las palomitas con su asignación. Así lo obliga a manejar con responsabilidad su dinero semanal.

Estrategia: pero llega el sábado y el niño ya se lo ha gastado todo. Él suplica, se enfada… Y usted está tentado de ceder y comprar las palomitas para tener la peli en paz. Si lo hace, habrá cometido un error que el economista Kenneth Arrow denominó “riesgo moral”, porque incentiva un comportamiento irresponsable. Los individuos toman en sus decisiones mayores riesgos cuando las consecuencias negativas de sus actos no son asumidas por ellos, sino por otros. Es lo que sucedió en los rescates financieros de la crisis.

¿Sirven las recompensas?

Concepto Económico: Teorema del niño mimado

Se lo debemos al economista Gary Becker, quien demostró que incluso los individuos más egoístas pueden contribuir al bien común si sabemos manipularlos.

Estrategia: Becker considera que las familias son unidades de producción, pequeñas fábricas donde los operarios trabajan por incentivos. Si unos padres tienen a un hijo malcriado, lo mejor es compensar a sus hermanos con un regalo cada vez que sean víctimas de una de sus trastadas. Una excursión, un helado… que el agresor se pierde. Esta actitud lo incentivará a cambiar su comportamiento. Descubrirá que hacer llorar a sus hermanos tiene un coste.

Nunca vaya de farol

Concepto Económico: Juego del ultimátum

La familia viaja en coche. Y los niños la están liando y los padres ya no saben qué hacer para mantenerlos entretenidos. El conductor recurre a la amenaza. «¡Como sigáis así, voy a dar la vuelta!». Pero no funciona. No es una amenaza creíble. Los niños saben intuitivamente que todos saldrían perdiendo, ellos y sus padres. Es un juego sin ganadores. Interpretan que es un farol porque todos se quedan sin excursión.

Estrategia: si el castigo beneficia a los padres, los niños captan al vuelo que la amenaza tiene consistencia. «Esta noche no habrá pizzería, vosotros os quedáis con los abuelos y nosotros salimos a cenar».

Sea justo

Concepto Económico: Principio de Pareto

Vilfredo Pareto enunció su famoso principio basándose en la experiencia. la sociedad se divide en unos pocos que tienen mucho, y muchos que tienen poco. Incluso calculó el porcentaje aproximado. El 20 por ciento tiene mucho; el 80 por ciento, poco. Esto es aplicable a muchos aspectos de la vida. desde la riqueza hasta la vida amorosa. Pero es injusto.

Estrategia: los niños están programados para rebelarse contra la injusticia. Esa proporción 80-20 puede parecerles bien cuando tienen dos años (si son ellos losbeneficiados), pero a los siete años ya sienten (o deberían) empatía suficiente como para no querer aprovecharse de los demás. Y aspiran a una justicia equitativa para todos. No los defraude. Y afine bien cuando reparta el pastel… o las tareas.

El que algo quiere…

Concepto económico: Teoría de la subasta

Repartir es más sencillo cuando se trata de objetos divisibles, pero, si no es así, el asunto se vuelve complejo. ¿Quién le pone el nombre al perro? ¿Quién se lleva la habitación más grande? ¿Quién elige la peli? ¿Y el lugar de vacaciones? Los economistas recurren a las subastas. Hay de varias clases. Por ejemplo, las subastas de primera oferta sellada, en la que los concursantes escriben lo que están dispuestos a pagar en un sobre cerrado y gana el que puja más. En teoría, el que más lo desea.

Estrategia: así, el que quiera bautizar al perro deberá especificar cuántos días a la semana está dispuesto a sacarlo a pasear. El que más ofrezca gana. De paso aprenden cómo funcionan los concursos públicos. Ojo, ¡luego hay que cumplir el pliego de condiciones!

¿Cómo descubro si me dicen la verdad?

Concepto Económico: Dilema del prisionero

¿Sospecha que sus hijos no han hecho los deberes? Sométalos a un interrogatorio detallado. ¿Qué asignatura? ¿Qué habéis aprendido? ¿Cuánto tiempo habéis tardado?

Estrategia: los economistas han diseñado muchos tipos de interrogatorios basados en el dilema del prisionero, en el que hay dos sospechosos separados en habitaciones diferentes y si uno confiesa, sale libre; pero si ambos confiesan, tendrán sentencias más largas. Pero no hace falta ser tan maquiavélico. Incluso si son capaces de dar respuestas convincentes, sostener una mentira durante mucho tiempo causa desasosiego psicológico. Y al final les resulta más fácil ser honrados.

Que decidan por turnos

Concepto económico: El algoritmo ‘minimax’

Este algoritmo, atribuido a John von Neumann, se aplica a situaciones en las que los participantes aspiran a minimizar la pérdida máxima esperada, de ahí su nombre.

Estrategia: pongamos que entran en conflicto los intereses de dos hermanos… Hay que repartir unos caramelos. Si le damos la oportunidad de hacerlo a uno de ellos (porque le toca), y sabe que en el siguiente turno (un fin de semana en el campo, no hay camas para todos, ¿quién duerme en el saco dormir?) le tocará al otro decidir, tendrá un incentivo para ser justo. Y lo más probable es que lo sea para evitar revanchas, porque esta estrategia minimiza las pérdidas de ambos.