Uno de los motivos del fracaso de los trasplantes radica en el difícil traslado del órgano desde que se extrae hasta que se implanta en su nuevo portador. Por ello, la empresa TransMedic ha creado un sistema que proporciona a las vísceras las mismas condiciones que un cuerpo (temperatura y sangre oxigenada) y las mantiene en funcionamiento. Es decir, los pulmones se expanden y contraen; los corazones laten; incluso el hígado fabrica bilis. Continúan operativos en este invento con batería, bomba, software y un módulo de un solo uso con la perfusión específica de cada órgano.