Nuestro país registra hasta 3.500 seísmos al año, ¿estamos preparados?

El Instituto Geográfico Nacional (IGN) registra cada año hasta 3500 seísmos en España, aunque solo percibamos entre 10 y 15 al mes. En realidad notamos un temblor si supera los 2,5 grados de magnitud en la escala de Richter, que mide la energía que libera un terremoto, aunque también el hipocentro, la profundidad a la que se produce el movimiento, determina su intensidad.

En Andalucía, por ejemplo, se han producido seísmos de más de 7 grados apenas perceptibles porque ocurren a 650 kms bajo el suelo, mientras que el terremoto de Lorca del 11 de mayo de 2011 -pese a haber sido de solo 5,1 grados- causó 9 muertos por localizarse a solo 2 km de profundidad y muy cerca de la población. ¿Estamos preparados para un incidente similar? No mucho.

El Colegio Oficial de Geólogos ha denunciado que la normativa de prevención y protección se ha relajado o está incompleta y pide que se recuperen los estudios geotécnicos previos a la edificación. En 2010 dejó de ser obligatorio para los constructores presentar un certificado que exponga que se han analizado las características del terreno. Además, no se ha preparado para estas situaciones a la ciudadanía, que desconoce qué debe hacerse. Los ciudadanos que fallecieron en Lorca fueron víctimas de cascotes y tabiques, por situarse en sitios en los que no deberían haberlo hecho durante el seísmo.

En España, el peligro más importante viene del mar, del suroeste del cabo de San Vicente. Allí se originó el gran terremoto y posterior tsunami de 1755, que mató a casi 20.000 personas en África, Portugal y España. Estadísticamente, en la zona se produce un terremoto como ese cada 300 años. Calcule