El hotel de lujo de Donald Trump en Washington es ya el epicentro de un terremoto político. Los saudíes, el embajador de Rusia, Kuwait… son algunos de sus protagonistas. Bienvenidos al hotel donde poder, política e influencia duermen juntos. Por Carlos Manuel Sánchez / Fotos: Contacto y Getty Images

Incluso Donald Trump es capaz de ponerse sentimental. Uno de sus momentazos como presidente ha sido asomarse a una ventana del Ala Oeste y contemplar el hotel que posee en Washington, compitiendo en altura con el Capitolio. «¿Acaso no es hermoso? -le dijo a un entrevistador de Fox News-. Pero estoy tan concentrado en lo que estoy haciendo aquí que no me paro a pensarlo».

actualidad, conocer, politica, estados unidos, hotel, donald trump, xlsemanal

Un día antes de la toma de posesión, Trump celebró una fiesta en su hotel de Washington, a apenas un kilómetro de la Casa Blanca

El Trump International Hotel está ubicado en la avenida Pensilvania, a un paseo de apenas 15 minutos desde la Casa Blanca. Pero esa cercanía, que enternece a Trump, se ha convertido en un problema. Hay quien está tomando buena nota. Por un lado, están los diplomáticos y lobistas que se alojan en alguna de sus suites -400 dólares la más barata y 5700 la más cara-, comen chuletones y se dan masajes en el spa diseñado por Ivanka Trump, a ver si consiguen arrimarse al hombre más poderoso del mundo. El problema para Trump es que también hay fiscales y asociaciones para la defensa de la ética que se han puesto a investigar por si todo este contubernio pudiera implicar un conflicto de intereses.

El hotel perdió dinero hasta que Trump ganó las elecciones. Hoy es un imán para la clase política

De momento, los fiscales generales de Washington y Maryland han demandado al presidente por aceptar millones de dólares de gobiernos extranjeros en pagos a sus empresas desde que se mudó a la Casa Blanca. Cerca de 200 demócratas del Congreso también lo han denunciado por violar la cláusula de emolumentos que prohíbe a altos funcionarios recibir regalos y pagos de otros gobiernos. Una ONG ya había presentado en enero una querella similar.

actualidad, conocer, politica, estados unidos, hotel, donald trump, xlsemanal

Antiguo edificio de Correos, Trump y tres de sus hijos iniciaron de esta guisa (con palas doradas) las obras para reconvertirlo en hotel en 2014

La bola de nieve no deja de crecer desde que se supo, el mes pasado, que Arabia Saudí había pagado 270.000 dólares en gastos de alojamiento, aparcamiento y catering en el hotel de Trump a veteranos de guerra norteamericanos. Fueron invitados a Washington como parte de una campaña de la diplomacia saudí para frenar una ley que permitiría a las víctimas de atentados terroristas demandar a gobiernos extranjeros. Por cierto, que Trump eligió Riad, capital saudí, para su primer viaje al exterior. Allí cerró una venta de armas.

Lo cierto es que el hotel, uno de los quince que posee en ocho países, se ha convertido en un imán para la clase política. La Embajada de Kuwait celebró un evento. La de Bahréin, un fiestón. La de Azerbaiyán no se quedó atrás. Príncipes saudíes se han alojado allí, al igual que el polémico embajador de Rusia, Sergey Kislyak, cuya conexión con la campaña electoral investigaba el FBI hasta que Trump acusó de deslealtad al director James Comey antes de sustituirlo por Christopher Wray. El poderoso grupo de presión evangélico del predicador Franklin Graham también celebró allí un banquete.

Dos fiscales han demandado al presidente, y los demócratas lo han denunciado en el Congreso

Todos los que quieren rendir pleitesía o hacer donativos a cambio de favores, intrigas al estilo de la serie House of cards, se dan cita en el hotel del presidente, a quien se le acusa de no tener ningún reparo en mezclar los negocios personales con la alta política. Y eso que prometió «drenar el pantano» de las influencias y la corrupción en Washington. Los turistas, por su parte, se pasean por el lobby con esperanzas de atisbar al presidente, que lo mismo almuerza en el restaurante con miembros de la Heritage Foundation, un think-tank libertario, que cena con el británico Nigel Farage, el impulsor del brexit.

500 negocios en el mundo

Hasta la fecha, los presidentes habían procurado ajustarse al dicho de que la mujer del César no solo debe ser honrada, sino también parecerlo. Ponían sus empresas en fideicomisos ciegos, de tal modo que durante su mandato no tuvieran conocimiento ni interviniesen en las inversiones para evitar cualquier conflicto de interés. Pero Trump es de otra pasta.

Trump se niega a hacer públicos sus ingresos, pero dice que si recibe pagos de gobiernos los donará al Tesoro

No ha renunciado a la propiedad de los 500 negocios que posee en el mundo, desde Filipinas a Turquía, pasando por la India, Rusia o Indonesia. Aunque ha delegado en sus dos hijos adultos varones, Donald Jr. y Eric, la dirección de la Trump Organization, estos compaginan las riendas del conglomerado con las actividades políticas en favor de su padre. La mujer de Eric, Lara Yunaska, incluso trabaja ya en captar donaciones para la reelección de Trump. «Es un escándalo. Un ejemplo de cómo explotar un cargo público en beneficio propio», afirma Kathleen Clark, profesora de Derecho de la Universidad Washington en San Luis, citada por Time.

actualidad, conocer, politica, estados unidos, hotel, donald trump, xlsemanal

Arabia Saudí se gastó 270.000 dólares en el hotel en un acto contra una ley que debate el Congreso

«La ley está de mi parte», afirma Donald Trump. Y sus abogados argumentan que «no se puede pretender que destruya la compañía a la que ha dedicado su vida». Aseguran que si la Trump Organization recibe pagos de otros gobiernos los donará al Tesoro de Estados Unidos. Pero Trump se ha negado a entregar las copias de sus declaraciones fiscales para conocer hasta dónde llegan sus tratos en el extranjero.

Lo del hotel solo es la punta del iceberg. Trump es un hombre al que le gusta cerrar negocios con un estrechón de manos en sus campos de golf de Virginia y Nueva Jersey. Y que se lleva al primer ministro japonés, Shinzo Abe, y al presidente de China, Xi Jinping, a su finca de Mar-a-Lago.

El hotel tiene 263 habitaciones, 35 de ellas suites de lujo. Las obras costaron más de 200 millones de euros

Durante la campaña, ya utilizaba los espacios de publicidad electoral para promocionar productos con la marca Trump, como vinos y agua embotellada. Sus críticas a los musulmanes provocaron que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, amagase con retirar el nombre de Trump de los dos edificios de oficinas que el magnate neoyorquino posee en Estambul. Luego se desdijo. Y Trump lo ha elogiado abiertamente desde entonces, a pesar del giro autocrático de Erdogan y de su persecución de los disidentes.

Trump ha cambiado las cortinas del despacho oval. Ahora son doradas, como en sus hoteles

El hotel de Washington tiene 263 habitaciones. Se trata de un edificio construido en 1890. Pertenecía a Correos. Acero y granito. Con un patio de cristal y una torre del reloj con vistas al National Mall, la célebre e icónica explanada que va desde el Monumento a Washington hasta el Capitolio.

Pomposo y ochentero

Tras un concurso público para su restauración, se eligió la oferta de Donald Trump, que prometió invertir 200 millones de dólares en el inmueble y pagar al Gobierno federal un canon anual de 3 millones durante 60 años. Contrató a un arquitecto prestigioso, Arthur Cotton Moore, y recurrió al fondo de inversiones de su amigo Tom Barrack, en la actualidad investigado por evasión fiscal. Además, Donald Trump se comprometió a conservar todos los elementos históricos del edificio.

El arquitecto, sin embargo, se desmarcó pronto del proyecto. Grupos ciudadanos han denunciado que no se ha respetado la preservación, en favor de una estética ochentera y pomposa más propia de Las Vegas, con esa profusión de mármoles, terciopelo y apliques dorados que tanto agrada a Trump -de hecho, ha cambiado las cortinas del despacho oval. Ahora son doradas, como en sus hoteles-. La agencia federal que supervisaba las obras, y que había abierto un expediente por incumplimiento de contrato, tiene ahora un problema encima de la mesa. Como presidente de Estados Unidos, Trump es el jefe supremo de las agencias federales. Y donde manda patrón no manda marinero. Expediente al limbo.

actualidad, conocer, politica, estados unidos, hotel, donald trump, xlsemanal (3)

Denuncia: «Pague aquí sus sobornos a Trump». En mayo, el artista Robin Bell proyectó esta frase sobre la fachada del hotel

El hotel se inauguró en otoño. Y, según revela Time, perdió más de un millón de dólares en sus dos primeros meses. Las tornas, eso sí, cambiaron cuando Trump ganó las elecciones.

La cintura de Trump

¿Llegarán las querellas a juicio? No está claro. Trump ha demostrado ser un especialista en evitar los tribunales. Sin ir más lejos, el chef asturiano José Andrés iba a abrir un restaurante en el hotel, pero rompió el trato con Trump cuando éste despotricó de los mexicanos. Se demandaron mutuamente y acaban de llegar a un acuerdo extrajudicial.

actualidad, conocer, politica, estados unidos, hotel, donald trump, xlsemanal

Pleito y acuerdo: el chef José Andrés y Trump se demandaron mutuamente y acabaron llegando a un acuerdo extrajudicial

El magnate también puso recientemente 25 millones de dólares para devolver parte de la matrícula a unos 3700 estudiantes de la Trump University, un centro denunciado por estafa y publicidad engañosa, que funcionó sin licencia y que ofrecía cursos por 20.000 dólares. Fue obligado a cerrar en 2010.

actualidad, conocer, politica, estados unidos, hotel, donald trump, xlsemanal

Sheldon Adelson, magnate de los casinos, y Woody Johnson, dueño de los New York Jets, departen en el hotel de Trump

Prosperen o no las denuncias, la cuestión ética está sobre la mesa. «Si Trump se sale con la suya, sentará un precedente sobre una nueva manera de comportarse para futuros presidentes. Será como decir que está bien hacer lo que hace», declaró a la web Politico Mark Foster, de un prestigioso bufete de Washington.

APERTURA CON POLÉMICA

El Trump International Hotel, en pleno centro de Washington, se inauguró el pasado octubre, 13 días antes de las elecciones presidenciales. En su discurso, Trump arremetió contra Obama y contra Hillary Clinton sirviendo así la polémica por mezclar política y negocios.

UNA CHINA EN LOS ZAPATOS DE IVANKA TRUMP

actualidad, conocer, politica, estados unidos, hotel, donald trump, xlsemanal

También a Ivanka Trump le crecen los problemas. Tres activistas chinos querían destapar las condiciones bajo las que se fabrican los zapatos de su marca -en rosa y oro, con flores y lacitos; tacón…-, pero, cuando se disponían a publicar su investigación, uno de los tres fue detenido y los otros dos desaparecieron. En sus informes para la ONG China Labour Watch, los infiltrados aseguraban que los trabajadores del grupo Huajian, contratado por la marca de Ivanka, realizaban jornadas de más de 15 horas, con dos días libres al mes, recibiendo insultos y humillaciones y un salario de 327 euros por 300 horas mensuales. Poco más de un euro por hora. Huajian desmiente las acusaciones.